Una entusiasta de la radioafición del condado de Londonderry  (Irlanda del Norte) ha ayudado a rescatar a un hombre que se encontraba a más de 300 millas en Gales.

La pareja Dungiven Esther Harper (59) Gi0AZA y su esposo Ian Evans (58) Gi0AZB estaban en Co Fermanagh cerca de la ciudad fronteriza de Belcoo, cuando Esther recibió una llamada de mayday.

Richard Haynes que también era radioaficionado había tropezado con lo que él creía que era un motorista herido, en el condado de Ceredigion.

El conductor se encontraba en Greenlaning Road en el sendero Strata Florida, una ruta de fuera de pista.

Richard se comunicó por radio con Esther, quien se sorprendió al recibir la llamada de mayday.

Foto gracias a Richard Haynes MW6RBH

“Tenía una gran señal, lo cual es muy inusual para esa parte de los Mournes”, dijo al Belfast Telegraph.

“Nunca había escuchado una llamada de mayday antes”.

Esther inmediatamente entró en acción y llamó 999.

El operador de emergencia le pidió que le devolviera la llamada a Richard y le proporcionará más detalles, porque los servicios de rescate no estaban seguros de que la llamada fuera genuina en ese momento.

Cuando Esther volvió a llamar por radio, pudo obtener una referencia de su situación pidiéndole Richard que nombrara una ciudad cerca de donde estaban.

Foto de Richard Haynes

A partir de estos detalles, los servicios de rescate en Irlanda del Norte pudieron ponerse en contacto con el servicio de ambulancia en Gales. Los servicios de emergencia desplegaron un helicóptero con un equipo médico a bordo, que logró rescatar al accidentado.

Después del breve encuentro por la radio, Esther no oyó nada hasta más tarde esa misma noche.

Foto de Richard Haynes MW6RBH

Pero alrededor de las 8 pm, Richard se puso en contacto para confirmar que los servicios de emergencia habían llegado. Esther, quien ha estado luchando contra la leucemia desde noviembre del año pasado, no pudo confirmar el estado del motorista, pero le dijeron que había sido transportado por el helicóptero a la hora de llamar al centro de emergencias.

“Me impresionó la conexión entre los diferentes servicios, nos sorprendimos”, dijo Esther.

Ella y su esposo tienen licencias de radioaficionado. Esther Gi0AZA ha tenido la suya desde 1984, cuando aprobó dos exámenes y aprendió el código Morse.

Ambos son miembros del grupo Northern Ireland North West Raynet, que forma parte de un servicio de comunicaciones voluntario nacional británico proporcionado por operadores de radioaficionados.

Fuente: Belfast Telegraph y fotos de Richard Haynes MW6RBH