Os hacemos llegar un post del foro de montaña www.mendiak.net/ en donde se relata en primera persona, lo importante de llevar una radio encima cuando se sale a la montaña. Gracias a Adam por su permiso.

Saludos a tod@s!

Por si puede ser de interés o para animaros a cargar con los talkies , os relato un rescate que tuvo lugar el pasado domingo 22 de julio y en el que el uso del Canal 7-7 fue de gran utilidad. Me consta que muchos del grupo de ese accidente andan por este foro, así que bienvenida cualquier aclaración o comentario.

Serían las 6:30 de la mañana cuando recogíamos las tiendas en el Ibón de las Ranas, a unos 10 minutos pasado el Refugio de Respomuso. Allí dejamos escondido bajo piedras todo el material pesado y prescindible para atacar el Pico de la Gran Facha (3.005m), con la idea de recogerlo de bajada. Una vez cargadas las mochilas con el material básico: crampones, piolet, talkies en el canal 7-7, etc. Iniciamos la ascensión. Durante la tarde anterior por la emisora se oían algunos comentarios de un grupo que no andaba lejos, por lo visto se habían dividido y comentaban dónde estaba cada uno, pero esa mañana reinaba el silencio en los talkies.

En un paso nada complicado y ya acercándonos al primer nevero, me di impulso para superar una roca, sin percatarme de que tenía encima un saliente al que di un buen golpe en la cabeza. Mis compañeros consiguieron parar la hemorragia y hacerme un apaño, afortunadamente llevamos un botiquín bastante completo. Nada grave e incluso propuse seguir, pero muy acertadamente el grupo decidió que con mi mujer Eli y con Anna bajaríamos al refugio, insistí en que Albert, alpinista muy experimentado, hiciera la cima puesto que había bastantes grupos subiendo y no iría solo. Nos repartimos los talkies y nos despedimos.

De bajada recogimos los enseres del campamento y seguimos hasta el refugio, donde Anna y uno de los guardas me aplicaron unos puntos de aproximación para aguantar hasta el hospital. Me encontraba bien, en ningún momento perdí el conocimiento, ni me maree. Al rato de estar por el exterior del refugio nos contactó Albert desde la cima:

– Estoy en la cima, un par de fotos y bajo. ¿Cómo está tu cabeza?
– Mi cabeza bien! tu disfruta! te esperamos en el refugio para comer algo y nos vamos “ a que me miren esto”

Bueno, en realidad esta conversación fue en catalán, muy útil para no confundirse entre grupos en el 7-7

Era ya mediodía, esperábamos tomando el sol en la terraza del refugio, cuando recibimos una comunicación de socorro:

(Reproduzco la conversación de memoria, más o menos fue así)

– Atención para Canal 7-7 emergencia de montaña ¿alguien me copia?
– Adelante en Canal 7-7, te copio!
– Informar … accidente … grave …. persona … despeñado
– Recibido, estoy justo delante de Respomuso, puedo avisar, dame ubicación
– ¿Eres Respomuso?
– No pero estoy delante mismo, ¿dónde estáis?
– Gran Facha… Llano… Ibon…
– Me puedes repetir ubicación? no te copio bien
– 48º 32’ ….. Este ………Norte
– Vale, accidente, pregunto: ¿me confirmas que estáis en Ibones de la Gran Facha?
– Afirmativo
– Recibido, ya se ha dado el aviso a Rescate.

El guarda del refugio llamó a rescate, y al parecer había otro aviso de accidente que coincidía en el tiempo en los picos del Infierno y nos pedían confirmación de que no era el mismo y estado del accidentado para priorizar

– Accidente, aquí Respomuso ¿me copias?
– Si, te copio
– Me piden estado del accidentado
– Tenemos un médico en el grupo… contusión en la cadera … corte lumbar
– Recibido
– …. pronóstico muy grave …
– Recibido

Al poco rato ya nos sobrevolaba el helicóptero camino del accidente. La comunicación había sido deficiente (calculo que son unos 3,5 Kms de distancia entre montañas) pero suficiente como para comprender los básicos: que ha sucedido, la ubicación y el estado del accidentado.

Una vez bajó el resto del grupo al refugio pude hablar con ellos y enterarme de detalles: se trataba de una mujer debidamente equipada con crampones + piolet, pero cruzando el nevero resbaló, intentó autodetención pero sin éxito yendo a parar al ibón. He sabido más tarde que fue operada de vértebra en Zaragoza y evoluciona favorablemente.

Que he aprendido de esta experiencia:

1- Cargar con los talkies durante los últimos años en el 7-7 sin escuchar a nadie y pensando que a) estoy solo… o b) Mis walkies no funcionan… ha valido la pena, y mucho!

2- Importante mantenerse a la escucha, ya sea una vez en el refugio, o si vivaqueas… que tu hayas terminado (o pausado) tu actividad no quiere decir que los otros no te puedan necesitar.

3- Imprescindible llevar papel y lápiz a mano. Mi memoria no es un prodigio y es importante apuntar bien la ubicación o referencias que te están dando, ya sean toponímicas como coordenadas geográficas i/o altura, etc…

4- Es más importante la proyección que la distancia:
Yo me hallaba a 3,5 Kms del accidente, y pudieron establecer comunicación conmigo. En cambio, mi compañero Albert (con el mismo modelo de talkie que yo, y con batería cargada por igual) se encontraba a medio camino entre los dos en el momento de la comunicación, y apenas se enteró de la conversación, pues quedaba fuera de la linea recta imaginaria proyectada entre yo y el accidente.

De ahí deduzco un error que cometí, fruto de la inexperiencia (con fuego real) y los nervios que no te dejan pensar claro:
En ese momento en el refugio teníamos 2 talkie, yo debería haber cogido uno y subirme a una zona más elevada cercana en dirección al accidente y actuar de repetidor, y mis compañeras quedarse en el exterior del refugio para transmitir las informaciones al guarda. De esta forma la información no hubiera llegado tan escalonada.

En fin, espero que se recupere pronto.

El lunes supimos del fatal desenlace en los Picos del Infiermo, el montañero accidentado había fallecido. El más sentido pésame a la familia y compañeros.

Lo mío terminó en cuatro grapas en el Hospital de Huesca, otra lección: el casco!!